¡claro que es una cosa seria!

A principios de este año, decidí que quería enfocar mi carrera profesional, que hasta ahora se encontraba en el sector de la comunicación y la RRPP, hacia el mundo 2.0. Algo que me apasionaba como entretenimiento y que en España todavía no estaba ( ni está) excesivamente extendido, me parecía la alternativa perfecta en un momento en el que hay que ponerse las pilas para poder buscarse la vida. Además yo siempre he pensado que trabajando pasamos muchas horas al día, por lo que cuanto más nos guste lo que hacemos, más posibilidades tenemos de ser felices.

Lo primero que hice fue investigar cuales eran los diferentes puestos que podría ocupar en las empresas y qué era lo que se iba a esperar de mí cuando llegase a ofrecerme para esos puestos. Analicé las diferentes cualidades requeridas y me puse manos a la obra, había que formarse, que leer, que investigar y eso hice… y sigo haciendo, porque siempre hay algo que aprender, sobretodo en un terreno en el que queda mucho por descubrir y en el que la experiencia, de los demás y tuya propia, es tan importante.

Una vez que conoces las herramienta y sabes manejarlas, lo mejor es empezar a usarlas y eso es lo que hice a continuación. Al principio de una manera personal hasta que encontré como empezar a hacerlo de manera profesional…

Después de unos meses en ello, he reflexionado y he llegado a algunas conclusiones. La mayoría de las empresas en España no son conscientes del potencial que tiene la comunicación y el marketing en general,  a través de redes sociales y del entorno 2.0. Todos han oído hablar de Facebook y algunos de Twitter, pero no se han parado a analizar ni a buscar qué soluciones pueden darles en sus negocios y empresas. Como todo el mundo habla de redes sociales, hay empresas que están, es decir, que se han hecho un Facebook y los más avanzados hasta un Twitter, pero no participan de la comunicación, no lo utilizan como herramienta de trabajo, si no como una web convencional, sin bidireccionalidad y algunos ni eso. Los que participan, porque han leído que en EEUU lo hace todo el mundo y funciona, ponen a alguien al cargo, pero no le dan la importancia que deberían. No lo consideran un trabajo en sí o por lo menos no un trabajo serio.  En la mayoría de las ocasiones, la persona que se dedica a esto es alguien que hace otras cosas, y como esto no genera dinero directamente siempre se le da mayor prioridad a esas otras cosas. Pero cualquiera que se haya metido un poco en este mundo sabe que crear una comunidad es muy difícil y mantenerla activa mucho más.

Hoy he querido escribir esto porque creo que esta labor se merece un reconocimiento que hoy en día no tiene y que yo, personalmete, creo que debería tener. ¿Cómo lo ves tú?

la privacidad del iPhone y del iPad en tela de juicio surcoreana

Leemos hoy en la edición digital de “Marketing Directo” que casi 27.000 surcoreanos han demandado conjuntamente a Apple por violar su privacidad al registrar sus movimientos a través del iPhone y del iPad. (Leer el artículo haciendo click aquí)

En Junio de este año, el abogado surcoreano, Kim Hyung-Sunk, demandó a la compañía por este mismo motivo y Apple fue condenada a indemnizarle. Es la compañía legal en la que trabaja Kim Hyung-Sunk, Miraelaw, la que ha llevado a cabo la demanda conjunta. Son 26.691 y podrían aumentar ya que se hizo un primer llamamiento a través de una web (www.sueapple.co.kr) y no descartan hacer un segundo llamamiento. La indemnización que piden no es muy cuantiosa para cada afectado, sería de un millón de wones (647 euros) por persona, pero el desembolso por parte de la compañía sería de casi 18 millones de euros, con la cifra de demandantes actual. Está claro que Miraelaw, ha encontrado una posible vía para ganar mucho dinero y lo está aprovechando. Además del porcentaje que se llevarían si ganasen, por inscribirte en la página cada demandante tiene que abonar unos 16.900 wones,(equivalen a unos 11 euros), en concepto de representación legal. Así es que la compañía ya se ha embolsado cerca de 300.000 euros. La demanda de junio pudo parecer de lo más inocente, en la que la indemnización fijada fue muy baja (647 euros a una sola persona), pero lo que estaba haciendo el abogado es ver hasta donde podía llegar y lo que es más importante estaba sentando un precedente que jurídicamente tiene mucho valor. El proceso será muy largo y está claro que traerá mucha cola.

Ahora bien, aunque la compañía legal surcoreana tiene muchas posibilidades de forrarse, nosotros no estamos del todo seguros de que tenga razón, ya que cuando tú adquieres el dispositivo sabes que está dotado de geolocalizador, que registra tus movimientos . De hecho muchas de las aplicaciones que tienen estos dispositivos basan su gancho en esta cualidad, y siempre te preguntan para utilizar tu posición. Nadie te está obligando a utilizarlo, lo estás adquiriendo libremente, es decir, estás aceptando lo que el aparato te ofrece, por lo que es un poco incoherente pedirle cuentas a la compañía. Sería como si te comprases un Ferrari y demandases a la compañía porque puede correr por encima del límite legal establecido.

¿Qué opinión te merece a ti todo esto? ¿Piensas que debería desestimarse? o por el contrario ¿crees que la compañía surcoreana va a hacer su agosto particular?