¿A quién pertenecen los perfiles de las redes sociales?

El otro día hacíamos referencia en nuestro twitter, a una artículo escrito por Lola Pardo, para la versión online de El País. En el que se habla de que Noah Kravitz había conseguido 17000 seguidores en la cuenta de Twitter, que él había creado utilizando su nombre y el dominio de la empresa en la que él trabajaba, PhoneDog. Ahora Noah trabaja en la competencia TechnoBuffalo y se enfrenta a una demanda de 300.000 dólares por daños y perjuicios. La cuestión, es que Noah decidió que la cuenta era suya, puesto que era él quien la había creado y quien la había gestionado desde hacía cuatro años y medio, de hecho, él alega que é es el único que conoce la contraseña. Según PhoneDog la cuenta valdría 42,500 dolares mensuales, basándose en el número de visitas y visionado de videos (1,5 millones de vistas y 3 millones de visionados). Por su lado Noah Kravitz considera que el perfil carece de valor económico y que en caso de tenerlo sería de entre 4.380 y 7.705 dólares. Cálculos realizados con TweetValue.com y whatsmytwitteraccountworth.com

Este artículo habla del valor económico de los tweets, aunque nosotos queremos llegar más allá…¿Quién tiene razón? ¿Noah ó PhoneDogs? ¿A quien pertenece el perfil de una red social?

Después de pensar en ello, creo que le tengo que dar la razón a Noah y no sólo por la afinidad que nos une. Pero crear una comunidad cuesta mucho esfuerzo y trabajo y mucha dedicación y paciencia. Muchas veces se piensa que gestionar una red social es algo como un juego, pero no es así. Tienes que tener ingenio, tienes que ser capaz de captar la atención de los demás y una vez captada… mantenerla. Todo este esfuerzo tiene una recompensa…la comunidad de seguidores. Es tuya, tú la generas, tú la posees. Otra cosa es que tú antes de empezar firmes que esa comunidad pertenece a la empresa, en tonces no hay nada que hacer, pero si no es así, es tuya. Un ejemplo similar que se me ocurre es el de un comercial que entra en una empresa. Él no tiene una cartera de clientes, pero empieza a patearse las calles, a llamar a puertas, a hacer la pelota, en definitiva a conseguir clientes… todo ese esfuerzo le pertenece, y a no ser que la empresa le obligue a firmar exclusividad esa cartera es suya y cuando se va, la cartera se va con él.

Hoy tenemos un tema un poco polémico…¿a quién crees tú que pertenece?

English Version

The other day we mentioned in our twitter, to an article written by Lola Pardo to the online version of El País. In which it is said that Noah Kravitz 17000 followers had succeeded in the Twitter account that he had created using your domain name and the company where he worked, PhoneDog. Now Noah works TechnoBuffalo. And they want to demand him for $ 300,000 in damages. The story is that Noah decided that the account was his, since it was he who had created and who had run for four years and a half, in fact, he argues that he is the only one who knows the password. According to the account would be worth PhoneDog 42.500 dollars per month, based on the number of visits and viewing of videos (1.5 million views and 3 million views). Noah Kravitz thinks that the profile has no economic value and should have it between 4380 and 7,705 dolars. Calculations with TweetValue.com and whatsmytwitteraccountworth.com

This article discusses the economic value of the tweets, but we want to go beyond … Who is right? ¿Or PhoneDogs Noah? Who owns the social network profile?

After thinking about it, I think I have to to agree with Noah, not only by the affinity that binds us. But creating a community effort and costs a lot of work and dedication and patience. Often thought that running a social network is something like a game, but it is not. You need to have talent, you have to be able to capture the attention of others and once captured … maintain it. All this effort has a price … the community of followers. It’s yours, you generate it, so you possess. Another thing is you stand before that the community belongs to the company, then there is no nothing to do, but if not, it is yours. A similar example I can think of is that of a commercial that goes into a business. He has a customer base, but begins to traipsing the streets, to get customers … belongs all that effort, and unless the company requires you to sign exclusivity that portfolio is yours and when you go, the portfolio goes with it.

Today we have a somewhat controversial issue … who do you think they belong?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s